¿QUÉ ESTUDIA LA PSICOLOGÍA EVOLUTIVA?

La psicología general estudia la conducta y la personalidad del sujeto; la psicología evolutiva estudia los cambios que se van produciendo a través del tiempo con esa conducta y esa personalidad. No todo cambio implica desarrollo, sólo aquellos que sean significativos. La significatividad está, en que si hablamos de desarrollo de la inteligencia, son cambios significativos aquellos que implican una modificación en la manera de organizar el sujeto la realidad, los problemas que se le presentan.

Hablamos de desarrollo de la personalidad cuando cambia la manera de vincularse con los demás y consigo mismo, hablamos de desarrollo cognitivo cuando cambia la manera de estructurar los conocimientos.

Si decimos “evolución”, “desarrollo”, damos a entender que los cambios deben implicar progresos, avances, dicho progreso va a estar dado porque las conductas van variando de más simples a más complejas, y de menor a mayor cantidad.

Son más complejas porque se van haciendo más específicas, precisas, diversificadas, integradas, coordinadas.

El desarrollo va de estados de menos equilibrio a estados de más equilibrio. Cuando hablamos de equilibrio entre el sujeto y el medio, hablamos de un sitio de equilibrio entre las necesidades del sujeto, generadas también con el vínculo con el medio, las posibilidades que éste le ofrece y que el sujeto mismo genera. Este equilibrio es tanto más estable cuanto más móvil es.[1] ¿Cuándo un sujeto está en equilibrio?, Cuando puede satisfacer sus necesidades. Se le presentan al sujeto situaciones que tiene que resolver, si se cuenta con los medios para hacerlo estamos en equilibrio, si no cuento con ellos, estamos ante un desequilibrio.

A medida que se avanza en el desarrollo, el equilibrio va a ser más estable.

Concepto de crecimiento.

El crecimiento involucra a todos los cambios corporales, internos y externos, implica aumento de tamaño, peso y volumen corporal. Es cuantitativo, se puede medir. Es asincrónico, todo organismo considerado en su totalidad no crece al mismo ritmo, no crece en forma proporcional. Además cada parte del cuerpo tiene su propio ritmo de crecimiento; hay asincronismo también entre un órgano y otro; y entre el hombre y la mujer.

El crecimiento está totalmente pautado, predeterminado, organizado, preestablecido. Está pautado por la herencia genética (características traídas al nacer y recibidas de generaciones anteriores).

Hay una herencia de la especie y otra individual (color de ojos, textura de piel, predisposición para ciertas enfermedades). El crecimiento no depende de la experiencia, o de los factores ambientales, pero sí puede estar influido por él (mala alimentación, por ejemplo). Sigue dos líneas: cefalo–caudal y próximo-distal.

Concepto de maduración,  “la maduración sólo brinda posibilidades de acción, la actualización de esas posibilidades es función del ambiente”.

La maduración es el desenvolvimiento de los rasgos heredados, implica cambios de tipo cualitativo, aptitud para la función.[2]

Maduración Fisiológica: el órgano se prepara para la función que tiene que cumplir.

Maduración Neurológica: tiene que ver con el proceso de mielinización.

Si se dice que un sujeto está maduro para aprender tal concepto, significa que está neurológicamente apto, que ha madurado su Sistema Nervioso Central.

Dentro del proceso de maduración, se habla de que tenemos un:

CERRADO No modificable por el ambiente (por ejemplo el proceso

CÓDIGO de dentición por el que pasamos todos).

GENÉTICO

ABIERTO La maduración se abre como posibilidad (piernas tonifi-

cadas, huesos solidificados, etc.)

La maduración sólo brinda la posibilidad de acción, para que esa acción se concrete, es necesaria la influencia del medio ambiente y la experiencia del sujeto (estimulación y aprendizaje), un ejemplo válido es el del control de esfínteres en el bebé.

Concepto de desarrollo

El desarrollo implica cambio de tipo afectivo y cognitivo; también implica crecimiento. ¿Qué incluye desarrollo? Crecimiento, maduración, estimulación y procesos de aprendizaje.

El desarrollo implica cambios cuantitativos y cualitativos. Cuando se habla de desarrollo psicológico, por un lado está su lado orgánico, su crecimiento y su maduración; por el otro lado la experiencia del sujeto con el medio, la estimulación recibida.

Diferencias y relaciones entre crecimiento, maduración y desarrollo.

La conducta tiene dos aspectos: afectivo y cognitivo. Lo afectivo incluye los sentimientos, las emociones, los intereses, las motivaciones, las necesidades, las conductas defensivas, la mayor o menor autoestima, la tolerancia o no a la frustración[3], son todos factores que favorecen o no al proceso de aprendizaje o a los fines de una conducta. Cuando se habla de desarrollo afectivo, lo hay cuando hay un cambio en la manera de relacionarse con las demás personas, con las cosas, consigo mismo.

Lo cognitivo está relacionado con la capacidad del sujeto de organizar la información y responder a los problemas que se le plantean en la vida.

La adolescencia,  ¿un invento sociocultural reciente?

Los adolescentes no tenían, como hoy, un propio modo de vida tal como lo conocemos, la adolescencia en un proceso de nuestro siglo.

Se la considera un fenómeno sociocultural, y por lo tanto no es considerada como un fenómeno puramente biológico. Si así fuera, sería universal, sucedería en todas las culturas y en todos los momentos históricos tendría las mismas características.

Determinadas condiciones socio históricas (Revolución Francesa e Industrial) hicieron posible que se delimitara una franja de edad con ciertas características particulares, que se llamó adolescencia y que comprende, generalmente la segunda década de nuestra vida y que en algunas épocas, como la que estamos viviendo, alarga su duración.

Si dependiera solamente de las cuestiones biológicas, no podría alargarse o acortarse. Tendría que darse en todas las culturas de igual manera; es un fenómeno social y cultural, creado por la sociedad, la sociedad crea el fenómeno adolescente.

Es reciente porque es un fenómeno de nuestro siglo. La Revolución Industrial provoca cambios muy significativos, entre ellos la mayor permanencia del niño en las escuelas (en un principio los niños de clase media o alta) en pos de una mayor capacitación y formación. Finalmente, los hijos de los obreros se fueron uniendo a este estilo de vida, se introduce así, el concepto de escolaridad obligatoria.

Todo esto significa que la incorporación del adolescente al estatus adulto se ha retrasado notablemente.

Por otro lado la Revolución Francesa, implica república, regimen democrático, aparece la noción de ciudadano, que debe estar capacitado para ejercer sus derechos y sus obligaciones. En la adolescencia el sujeto se prepara para el mundo del trabajo y el de la participación.

¿Es lo mismo pubertad que adolescencia?

Pubertad es el conjunto de cambios físicos a lo largo de la segunda década de nuestra vida que transforman el cuerpo infantil en cuerpo adulto con capacidad para la reproducción.

Llamamos adolescencia a un período psicosociológico que se caracteriza por la transición entre la niñez y la adultez. La pubertad es un fenómeno universal para todos los miembros de nuestra especie, la adolescencia es un hecho no necesariamente universal y que no adopta en todas las culturas el patrón de características que adopta en las nuestras.

Fases de la adolescencia temprana, media y tardía.

Prepubertad: (8 a 11 años), comienzo de cambios biológicos.

Adolescencia Pubertad: (11 a 13/14 años), cambios propiamente dichos.

Temprana Ad. T. Prop. Dicha: (13 a 15 años), terminan los cambios.

La adolescencia considera los aspectos socio culturales, la pubertad considera los cambio biológicos. Para Fierro la pubertad es solamente lo biológico, nada más, un determinado tiempo dentro de la adolescencia.

Púber: 11, 12, 13 años                    adolescencia temprana

Adolescente medio: 13, 14, 20 años.

Adolescente tardío: 20, 30 años.

El crecimiento, ¿es asincrónico? Entre varones y mujeres ¿existe dimorfismo sexual?

La asincronía significa que no se crece igual en todas las edades, el organismo no crece en forma proporcional, cada parte del cuerpo tiene un ritmo diferente de crecimiento. Dimorfismo sexual se refiere a que entre ambos sexos, hay líneas de crecimiento diferentes (tablas).

Considerando el ENFOQUE BIOLÓGICO abordado en los textos de Quiroga y Palacios: ¿qué consecuencias psicológicas posibles acarrean los cambios físicos tempranos y tardíos en varones y mujeres?. ¿Qué relación guarda la significación de estos cambios con el contexto sociocultural e histórico?.

El proceso de transformación física es puesto en marcha por una serie de mecanismos hormonales que desencadenan un largo proceso de cambios que presentan un patrón diferente para chicos y chicas.

Estos cambios ocurren en los chicos hacia los 12, 13 años y terminan hacia los 16, 18 años. En las chicas comienzan hacia los 10, 11 años y acaban hacia los 14, 16. Por lo tanto, ellas van adelante en el proceso (dimorfismo sexual). Las indicadas son las edades promedio, pero la variedad que se da es muy amplia. Existiendo por tanto una gran heterogeneidad interindividual en los momentos en que los cambios ocurren, se da, sin embargo, una gran semejanza en la secuencia en que ocurren.

Hay niños en que el crecimiento del pene ha terminado en torno a los 13 años, mientras que en otros no se completa hasta los 17. Hay niñas que tienen su primera menstruación a los 9 o 10 años, mientras que otras no las tienen hasta los 16, aunque la mayoría la tienen en torno a los 12 o 13 años.

Las causas por las que la maduración ocurre más temprano o más tarde son diversas. Parecen estar implicados aspectos genéticos y aspectos ambientales. De estos últimos, parece que la alimentación juega un papel muy importante.

Los efectos de la maduración precoz o tardía tienden a ser diferentes en chicos y chicas. En el primero de los casos, la precocidad es frecuentemente bien recibida por aquel a quien afecta, pues le distingue de los demás en fuerza, capacidad atlética, etc. El chico que madura más tarde puede sentirse más inseguro. En el caso de las chicas, la maduración temprana no parece ser tan bienvenida por quien la padece. Puede incluso tratar de ocultar sus signos externos más visibles, como consecuencia de su aspecto físico, estas chicas pueden verse presionadas por chicos mayores que ellas para establecer un tipo de relación para la que aún no están capacitadas.

La chica que madura tardíamente tal vez tenga menos problemas, pues dada la diferencia de edad que se da en la maduración de chicos y chicas a favor de estas, la que madura tardíamente lo hace a la misma edad que los chicos promedian. Es necesario considerar que estas diferencias de maduración no tienen efectos importantes a largo plazo. Mas bien, al contrario, parecen de relativa importancia cuando se los mira en la perspectiva del desarrollo posterior.

Lo importante no parece ser tanto el momento en que se produce la maduración, cuanta la constelación de variables en las que el momento de la maduración se inserta.

La significatividad que se le da a estos cambios tienen que ver con los modelos sociales, y estos cambian con la época histórica. Que la madurez sexual tardía o temprana sea bienvenida o no, tendrá que ver con la historia familiar del sujeto, con su entorno. Hay que tener en cuenta una cuestión básica, además de un cuerpo, nosotros tenemos un “esquema corporal”, o sea una representación de nuestro propio cuerpo (lo que se llamaría cuerpo subjetivo). Desde que se nace hasta los 11 años, los cambios corporales, producto del crecimiento, son bastante lentos, la “representación” se va adecuando a esos cambios.

Luego, en la adolescencia, los cambios son más bruscos, las proporciones del cuerpo van cambiando, y el sujeto tiene que acompañar esos cambios físicos, modificando su esquema corporal. Ese cambio no es paralelo, dependerá de la historia de cada sujeto.

Jesús Palacios hace referencia a los conceptos de CONTINUIDAD y DISCONTINUIDAD del desarrollo: ¿qué entiende por dichos conceptos?.

Hay teorías psicológicas que resaltan la continuidad y otras que resaltan la discontinuidad en la adolescencia. Entre las que resaltan la discontinuidad podemos citar todas las teorías que defienden la existencia de estadios de desarrollo (estadio: cambio cualitativo, transformación). En la teoría psicoanalítica se pasa del estadio de latencia al genital, reestructurándose la personalidad alrededor de los nuevos conflictos. Otro tanto ocurre en la teoría de Piaget, donde la adolescencia marca el acceso al pensamiento formal. Lo que aquí se defiende es una reestructuración de las capacidades cognitivas del adolescente, que supone un salto cualitativo, y por lo tanto una cierta discontinuidad con respecto al nivel previo.

Otras teorías han resaltado el carácter continuo del desarrollo. Tal es el caso de la perspectiva del aprendizaje social. Se resaltan los papeles del aprendizaje que la persona hace en el contexto social y se preguntan por el grado en que los aprendizajes infantiles preparan al individuo para los ajustes a los que se verá obligado en la adolescencia. El argumento central aquí es que lo que nos encontramos en la adolescencia es simplemente el producto de toda la historia evolutiva previa, y que no se dan rupturas con el pasado ni transformaciones cualitativas.

Más que hablar de estos términos absolutos, se puede utilizar el término más relativo de transformación para referirnos a lo que ocurre en esta etapa de la vida. El concepto de transformación permite mantener simultáneamente la idea de una cierta estabilidad, de una cierta continuidad con el pasado, y de una cierta novedad, de un cierto cambio. Los procesos psicológicos del adolescente no son una mera extensión hacia arriba de los de la infancia, pero tampoco son una novedad absoluta. En cierto sentido, lo que le ocurre al adolescente no difiere radicalmente de lo que ocurre en otras etapas de transición en la vida humana. En cualquiera de los casos, la de la adolescencia es una transición de incuestionable importancia en la vida de las personas, pero es también una transición entre otras.

¿Qué consecuencias han acarreado en la conceptualización de la adolescencia como edad de crisis tormentosa y dramática, los estudios antropológicos?

En la estela de las aportaciones de la antropología cultural, ha habido en los últimos años una cierta tendencia a adoptar la posición opuesta a la convencional, que consistía en considerar la adolescencia como una época particularmente agitada, turbulenta. Así se ha llegado a afirmar que es sólo un producto cultural, y que su carácter más o menos suave o agitado es sólo una de las consecuencias de las experiencias que cada cultura aporta a sus miembros jóvenes. Se ha llegado a afirmar que la adolescencia no es fundamentalmente una época de tensiones.

Margaret Mead plantea que hay otras culturas que no atraviesan esa etapa crítica, y que entonces, la crisis en occidente no se debe a cuestiones biológicas, sino socio culturales.

¿Qué son los llamados RITOS DE INICIACIÓN?.

Las características de la edad adolescente, se hallan en gran medida determinadas por la cultura. Algunas culturas, casi todas –y en ello precisamente la cultura occidental representa una excepción-, marcan ritualmente la pubertad, junto con el paso de la infancia a la adultez, mediante ceremonias de pasaje y de iniciación. La adolescencia, en consecuencia, suele ser muy breve en la mayor parte de las sociedades. En el transcurso de unas pocas semanas, los niños y niñas dejan de ser tales; se hacen hombres, y respectivamente mujeres, tanto en su propia identidad, cuanto en el rol y el reconocimiento social obtenido. Subrayan siempre que es un momento iniciático, que se abandona el estado de una minoría de edad, en situación de gran dependencia respecto a la familia o al clan, y se pasa a un estado de plena responsabilidad en la sociedad de los adultos. Son ritos que contribuyen a aliviar los conflictos psicosociales que podrían dañar a los adolescentes en este difícil paso.

Nuestra cultura occidental, para acompañar a la pubertad, no conoce ritos generalizados de transición a la vida adulta[4], con carácter general no existe en occidente ninguna ceremonia que jalone el paso de la infancia a la condición adulta, esto es atribuible quizá a la larga duración de la época adolescente en nuestra sociedad. (Alfredo Fierro).

Susana Quiroga sostiene que en nuestra sociedad hay rituales de iniciación durante la adolescencia temprana, que constituyen lugares otorgados por la cultura, cuyo cumplimiento muestra la aceptación del niño en el mundo adulto; ellos son de tipo civil, religioso o costumbrista.

a)      A los 8 años la jura de la bandera, el niño ha dejado de ocupar el lugar de único y especial para su madre, para ser hijo de la patria.

b)     La comunión, también supone el alejamiento del padre real como idealizado y propone elevarlo al grado de deidad.

c)     El “bar mitzvah” en la religión judía inicia al adolescente a los 13 años, a través de una ceremonia, en su cultura y tradición y le impone fidelidad y respeto.

d)      El baile de los 15 años para la niña, donde el padre, bailando el primer vals con ella, hace entrega oficial de su hija a otros hombres.

Todos estos ritos muestran que la adolescencia temprana marca el momento de pasaje de un estado a otro y que ello es acompañado con una ceremonia más o menos cruenta, pero siempre importante.

¿Cuáles son los aspectos que toma Fierro para hablar de PERÍODO DE APLAZAMIENTO? ; ¿Qué entiende por dicho concepto? ; ¿Qué sucede con dicho período en los adolescentes de sectores marginales?

En nuestra cultura, la adolescencia se extiende a lo largo de un período en que el individuo, aunque biológicamente ya maduro para la actividad sexual plena y para el trabajo, es considerado socialmente inmaduro tanto para la sexualidad, cuanto para la responsabilidad social. Mientras la pubertad puede ser fechada en forma cronológica inequívoca, la adolescencia carece de límites cronológicos claros: se extiende con mayor o menor duración, a partir de la pubertad, según sea el momento en que la sociedad atribuye y reconoce a la generación de adolescentes, la posibilidad de establecer relaciones sexuales aprobadas y de asumir responsabilidades sociales. Para la mayoría de nuestros adolescentes es el que pasa desde la pubertad hasta el primer trabajo y la independencia económica respecto a los padres. Hasta hace poco, el momento del doble reconocimiento antes referido era aproximadamente el mismo. En los últimos decenios, estos dos momentos han tendido a separarse. La liberación de las conductas sexuales, junto con la prolongación del desempleo juvenil, hacen, de una parte, que las relaciones sexuales entre jóvenes empiece a generalizarse, mientras, que en cambio, el acceso a un puesto de trabajo está demorándose cada vez más.

En la actualidad, mientras persiste la reticencia social ante la sexualidad juvenil, el adolescente, ante todo, es el potencial trabajador, que, sin embargo, todavía es un desempleado, que continúa en situación de estudiante. La prolongación del período educativo, en todos los países occidentales, coincide con esta prolongación de la etapa adolescente.

Retomando conceptos de Erik Erikson, Fierro habla de la IDENTIDAD y su crisis: ¿qué entiende usted por IDENTIDAD? ; ¿Por qué la misma está en CRISIS en la adolescencia? ; ¿Cuáles son las etapas evolutivas de la identidad según Erikson?.

Identidad: Núcleo de la persona, el conjunto de representaciones que el sujeto tiene de sí mismo, que incluye: imagen de sí mismo, ideas de sí mismo, conocimiento de sí mismo y juicios de valor referidos a sí mismo.

Consiste en saberse uno mismo a pesar de las transformaciones o cambios (recordar que toda transferencia es siempre relativa a una invariante). La identidad se va constituyendo con las sucesivas identificaciones de uno con los otros y de los otros con uno. Uno va consolidando su identidad tomando puntos de referencia (familia, amigos, el barrio, el lugar donde vive). Las cuestiones que hacen a la identidad son, el nombre de uno, la racionalidad, documento, relaciones de parentesco.

Está en crisis porque es una etapa de profundas transformaciones en las que no se sabe bien que queda de uno.

La identidad supone autoconcepto, autoestima, autovaloración, ser uno mismo a pesar de las transformaciones.

Transformación invariante = identidad. (Punto de vista cognitivo).

¿Qué entiende Erikson por MORATORIA SOCIAL?

Durante la etapa adolescente se consolida la identidad del sujeto. No es una etapa fácil y no siempre se alcanza con éxito la formación de la identidad deseada, aquella que lo identifique inequívocamente, que lo diferencie y defina ante sí mismo y ante los demás.

La adolescencia es entonces un momento evolutivo de búsqueda de la identidad del individuo, en la que debe integrar todas las pasadas identificaciones que con otras personas vivió el adolescente en su vida infantil.

Erikson cree que el adolescente necesita de una “moratoria” que le permita realizar dicha integración. Esto convierte a la adolescencia en un período de demora, de aplazamiento, en el que el individuo se prepara activamente para alcanzar la madurez. Esta espera puede ser vivida como una crisis, que hoy se ve agravada con la propia crisis de identidad que padece la propia sociedad en la que el adolescente debe integrarse. A veces la crisis adolescente se resuelve en el fracaso, confundiendo la propia identidad o realizando una “difusión” de la misma, bastante extendida entre los adolescentes.

14.3. Desde un enfoque diferente la psicoanalista argentina Arminda Aberastury ha abordado la problemática de la identidad adolescente. Lea el siguiente fragmento y luego responda:

“Entrar en el mundo de los adultos significa para el adolescente la pérdida definitiva de su condición de niño. Es un momento crucial en la vida del hombre y constituye la etapa decisiva de un proceso de desprendimiento que comenzó con el nacimiento”.

“Los cambios psicológicos que se producen en este período y que son el correlato de cambios corporales llevan a una nueva relación con los padres y con el mundo. Ello sólo es posible si se elabora lenta y dolorosamente el duelo por el cuerpo de niño, por la identidad infantil y por la relación con los padres de la infancia”.

“Cuando el adolescente se incluye en el mundo con ese cuerpo ya maduro, la imagen que tiene de su cuerpo ha cambiado, también su identidad y necesita entonces adquirir una ideología que le permita su adaptación al mundo y su acción sobre él para cambiarlo”.

“En este período fluctúa entre una dependencia y una independencia extremas y sólo la madurez le permitirá más tarde ser más independiente dentro de un marco de necesaria dependencia. Es éste un período de contradicciones, confuso, ambivalente, doloroso, caracterizado por fricciones en el medio familiar y social”.


[1] Ejemplo: si un sujeto viaja parado en un subte, y éste hace un movimiento brusco (frena), ¿qué movimiento se hace?. Uno que compense la perturbación que se provocó en el medio. Esto demuestra que la inteligencia busca estados de equilibrio cuando se le presentan problemas que descompensan al sujeto.

[2] No provocados ni por el ejercicio ni por el ambiente, a pesar de que este último puede influir a nivel biológico.

[3] ¿Cuándo hay más tolerancia? (Comparando un niño y un adulto). Cuando avanzamos en el desarrollo hay más tolerancia a la frustración, el sujeto es capaz de posponer la gratificación. Cuando es más niño, las necesidades tienen que ser prontamente satisfechas.

[4] A principios de siglo cuando la comunión se realizaba en plena adolescencia, representaba en los países católicos un ritual de paso a la adultez.

One Response to ¿QUÉ ESTUDIA LA PSICOLOGÍA EVOLUTIVA?

  1. Gabriela Saucedo

    Hola!! Me parece excelente este post, yo estudio Psicología Organizacional en la UTEL, es en línea y considero una buena oportunidad para aquellas personas que desean continuar estudiando y por su ritmo de vida no lo logran hacer Saludos!! http://bit.ly/UTELRegistroT

Deja un comentario