LOS CACIQUES PAMPAS EN EL CABILDO DE BUENOS AIRES (1806)

Rechazada la 1ª invasión inglesa al Río de la Plata, las autoridades del Cabildo de Buenos Aires recibieron una delegación de caciques pampas, que tenian la intención de ofrecer sus servicios en defensa de alguna otra  invasión. La siguiente es la reproducción del acta del Cabildo que documenta dicho encuentro.

… En este estado se avisó por el portero que diez caciques de estas pampas pedían permiso para entrar en la sala, y, hubiéndolo obtenido, entraron, tomaron asiento y arengaron por medio del intérprete en la forma siguiente: “A los hijos del Sol: a los que tan largas noticias tenemos de lo que han ejecutado en mantener estos Reinos; a los que gloriosamente habeis echado a esos colorados de vuestra casa, que lograron tomar por unadesgracia; a vosotros, que sois los padres de la patria, venimos personalmente a manifestaros nuestra gratitud, no obstante que por nuestros diferentes enviados os tenemos ofrecidos cuantos auxilios y recursos nos acompañan; hemos querido conoceros por nuestros ojos, y llevamos el gusto de haberlo conseguido, y pues reunidos en esta grande habitación donde igualmente vemos a nuestros reyes, en su presencia, y no satisfechos de las embajadas que os tenemos hechas, os ofrecemos nuevamente teunidos todos los grandes Caciques que veis, hasta el número de veinte mil de nuestros súbditos, todos gente de guerra y cada cual con cinco caballos; queremos sean los primeros a embestir a esos colorados que parece aún os quieren incomodar. Nada os pedimos por todo esto y más, que haremos en vuestro obsequio; todo os es debido, pues que nos habeis libertado, que tras de vosotros siguieran en nuestra busca, tendremos mucha vigilancia en rechazarlos por nuestras costas, donde contamos con mayor número de gente que el que os llevamos ofrecido; nuestro reconocimiento en la buena acogida que dais a nuestros frutos y permiso libre con que sacamos lo que necesitamos, es lo bastante a recompensaros con este pequeño servicio…”

Concluida la arenga, hicieron su cortesía, se `pararon todos; procedieron los eñores a abrazar a los diez caciques, que manifestaron mucho contento en ello y el señor Alcalde de Primer Voto habló en estos términos: “El Cabildo ha oído con indecible gozo el afecto y reconocimiento que merece a los grandes caciques que tiene a la vista. Si hasta hoy han conocido cuánto se ha esmerado en contribuir a su prosperidad, en cumplimiento de las disposiciones de sus Soberanos, que tanto los ama y recomienda, ahora, con mayor razón, deben esperar se aumente la protección que les dispensa por la fidelidad con que se ofrecen gustosos a defender sus dominios. Este cuerpo admite la unión que le juráis, y en prueba de ello os abraza como a fieles hermanos, no dudando ni por un momento cumpliréis con exactitud cuanto le habéis ofrecido, siempre que la necesidad exija vuestro servicio, en cuyo caso se os dará aviso por quien corrresponde. La fidelidad, amor y patriotismo que las numerosas y esforzadas tropas que en cuerpos se hallan formadas, aseguran la defensa de esta hermosa capital y por lo mismo sólo os recomienda hoy el celo y vigilancia de nuestras costas, para que los ingleses, nuestros enemigos y vuestros, a quienes llamáis colorados, no os opriman ni priven vivir con la tranquilidad que disfrutáis y os ha proporcionado el Superior Gobierno conforme en todo a la sensibilidad y amor que os profesan los mejores y más benignos de los Soberanos del Mundo, de quienes somos vasallos y a quienes daremos cuenta de vuestra heroica fidelidad. El Altísimo os mantenga en iguales sentimientos para que de este modo seáis suiempre felices.”

Acabada esta oración hicieron todos varias demostraciones de agradecimiento, los señores mandaron se les obsequiase y gratificase, se retiraron los caciques y dichos señores lo firmaron de que doy fe, Franco de Lezica.- Anselmo Sáenz Valiente.- Manuel Mansilla.- Josef Santos Inchaurregui.- Gerónimo Merino.- Franco, Belgrano.- Marn, Gregorio Yaniz.- Lic. Do d.n Justo José Nuñez.- Ess. No púb. Co y de Cav. Do.

(Acta del Cabildo del 23 de diciembre de 1806. Acuerdos del Extinguido Cabildo de Buenos Aires. Serie IV, t. II, lbs, LIX, LX, LXI y LXII. Años 1805-1807.), citado en Busaniche, José Luis, Estampas del pasado, Libreria Hachette S. A, Buenos Aires, 1959, páginas 212, 213.

One Response to LOS CACIQUES PAMPAS EN EL CABILDO DE BUENOS AIRES (1806)

  1. Tulio Cañumil

    Faltan los nombres de los caciques involucrados, los cuales creo que constan en el acta. Tal vez no estaban mencionados en la fuente, lo cual es una pena.

Deja un comentario