ARISTÓTELES, no hay ideas innatas

ARISTÓTELES, por Rafael Sanzio

Aristóteles (384-322 a. de C.), fue alumno de la Academia de Platón durante 20 años. Provenía de Macedonia y lo que más le preocupaba era la naturaleza viva. No sólo fue el último gran filósofo griego; también fue el primer gran biólogo de Europa. Podríamos decir que Platón estuvo tan ocupado con «los moldes» o «Ideas eternas», que no había reparado en los cambios en la naturaleza. Aristóteles, en cambio, se interesaba precisamente por esos cambios, o lo que hoy en día llamamos «procesos de la naturaleza».

Si quisiéramos llevarlo al último extremo, podríamos incluso decir que Platón dio la espalda al mundo de los sentidos, volviendo la cabeza ante todo lo que vemos a nuestro alrededor. (¡Quería salir de la caverna, quería contemplar el mundo eterno de las Ideas!) Aristóteles hizo lo contrario. Se puso de rodillas en la tierra para estudiar peces y ranas, amapolas y anémonas. Podríamos decir que Platón sólo usaba su inteligencia; Aristóteles también usaba sus sentidos. También en la forma en la que escriben, se encuentra una gran diferencia entre ellos. Platón era un poeta, un creador de mitos; los escritos de Aristóteles son áridos y minuciosos como una enciclopedia. En la Antigüedad se habla de hasta 170 títulos escritos por Aristóteles, de los que se han conservado 47. También en la época de Aristóteles la filosofía era ante todo una actividad oral. La gran importancia de Aristóteles en la cultura europea se debe también, en buena medida, al hecho de que fuera él quien creara el lenguaje profesional que las distintas ciencias emplean hasta hoy en día. Fue el gran sistematizador que fundó y ordenó las distintas ciencias.

No hay ideas innatas

Como los filósofos anteriores a él, Platón deseaba encontrar algo eterno e inmutable, en medio de todos los cambios. Encontró las Ideas perfectas, que estaban muy por encima del mundo de los sentidos. Platón opinaba, además, que las Ideas eran más reales que todos los fenómenos de la naturaleza. Primero estaba la «idea de caballo», luego llegaban todos los caballos del mundo de los sentidos galopando en forma de sombras en la pared de una caverna. Esto quiere decir que la «idea de gallina» estaba antes que la gallina y que el huevo. Aristóteles pensaba que Platón había dado la vuelta a todo. Estaba de acuerdo con su profesor en que el caballo individual «fluye», y que ningún caballo vive eternamente. También estaba de acuerdo en que el «molde de caballo» es eterno e inmutable.
Pero la «idea de caballo» no es más que un concepto que los seres humanos nos hemos formado después de ver un cierto número de caballos. Eso quiere decir que la «idea» o la «forma» de caballo no existen en sí.  «Forma» del caballo es, para Aristóteles, las cualidades del caballo o lo que hoy en día llamamos especie. Para ser más preciso: con «forma» del caballo, Aristóteles quiere designar lo que es común para todos los caballos. Esto quiere decir que Aristóteles está en desacuerdo con Platón en que la Idea de «gallina» sea anterior a la gallina. Lo que Aristóteles llama «forma de gallina», está presente en cada gallina, como las cualidades específicas de la gallina; por ejemplo, el hecho de que ponga huevos. De ese modo la propia gallina y la «forma» de gallina son tan inseparables como el cuerpo y el alma. Con esto hemos dicho lo esencial sobre la crítica de Aristóteles a la teoría de las Ideas de Platón. Nos encontramos ante un cambio radical en la manera de pensar. Para Platón, el mayor grado de realidad es lo que pensamos con la razón. Para Aristóteles era igual de evidente que el mayor grado de realidad es lo que sentimos con los sentidos.

Platón opina que todo lo que vemos a nuestro alrededor en la naturaleza, son meros reflejos de algo que existe de un modo más real en el mundo de las Ideas, y con eso también en el alma del ser humano. Aristóteles opina exactamente lo contrario. Lo que hay en el alma del ser humano, son meros reflejos de los objetos de la naturaleza; es decir, la naturaleza es el verdadero mundo. Según Aristóteles, Platón quedó «anclado» en una visión mítica del mundo, en la que los conceptos del hombre se confunden con el mundo real.

Aristóteles señaló que no existe nada en la mente que no haya estado antes en los sentidos, y Platón podría haber dicho que no hay nada en la naturaleza que no haya estado antes en el mundo de las Ideas. En ese sentido, opinaba Aristóteles, Platón «duplicaba el número de las cosas». Explicaba cada caballo haciendo referencia a «la idea» de caballo. Aristóteles pensó que todo lo que tenemos dentro de pensamientos e ideas ha entrado en nuestra conciencia a través de lo que hemos visto y oído. Pero también tenemos una razón innata con la que nacemos. Tenemos una capacidad innata para ordenar todas nuestras sensaciones en distintos grupos y clases. Así surgen los conceptos «piedra», «planta», «animal» y «hombre». Así surgen los conceptos «caballo», «cangrejo» y «canario». Aristóteles no negó que el hombre tuviera una inteligencia innata. Al contrario, según Aristóteles es precisamente la razón la que constituye la característica más destacada del ser humano. Pero nuestra inteligencia está totalmente vacía antes de que sintamos algo. Por lo tanto el ser humano no puede nacer con idea alguna.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

GAARDER, Jostein, “El mundo de Sofía”, Novela sobre la historia de la filosofía, Siruela, Madrid, 2002.

FERRATER MORA, José, Diccionario de filosofía abreviado, Sudamericana, Buenos Aires, 1998.

ARISTOTELES, Obras escogidas, Ediciones del Club, Buenos Aires, 2003.

4 Responses to ARISTÓTELES, no hay ideas innatas

  1. Gabriela Palomino

    Es claro que algo que es aprendido y no es practicado o aplicado no se aprende y jamas se queda en la mente. Muchas Gracias!!! me encanto tu artículo.

  2. KELLY JAUREGUI

    BUENO TENGO 10 AÑOS Y ES OVIO QUE ESTO LOSACASTE DE UN LIBRO LLAMADO EL MUNDO DE SOFIA DE JOSTEIN GAARDER YO ME LO LEI POR QUE ME GUSTA LA FILOSOFIA PERO POR
    FAVOR SE ORIGINAL Y TRATA DE DAR EXPLICACION A PREGUNTAS COMO POR QUE ARISTOTELES
    UTILIZABA EL MUNDO DE LOS SENTIDOS O PORQUE A EL LE GUSTABA LA NATURALEZA Y DECIA QUE ESE ES EL VERDADERO MUNDO

  3. Alejandro Justiparan

    Kelly, si hubieras llegado al final del artículo, te habrías dado cuenta que el texto de Gaarder forma parte de la bibliografía. No soy filósofo ni pretendo serlo. En este caso, sólo un divulgador. Alejandro.

  4. Alfa Patricia

    Aristoteles tenia toda la razon lo que sabemos lo adquirimos por medio a lo que vemos y haci se crea la idea de lo que es la existencia de las cosas

Deja un comentario