LOS TRES ÓRDENES, o cómo se organizaba la sociedad feudal

Los tres órdenes

La sociedad feudal estaba organizada sobre la base de las relaciones de los señores (nobles) entre ellos y con el Rey y, al mismo tiempo, sobre las relaciones entre los señores y los campesinos, que eran quienes trabajaban las tierras. En la Alta Edad Media (2da de las tres etapas en las que dividimos la Edad Media para su estudio), a partir del siglo IX, se difundió la creencia de que el orden feudal respondía a la “voluntad de dios”. Teólogos, obispos y sacerdotes afirmaban que para lograr la armonía entre los hombres, “Dios había asignado a cada uno un trabajo, una función, que debía realizar desde su nacimiento hasta su muerte”. Así, los integrantes de la sociedad se dividían en “los que guerreaban” (en latín, bellatores), “los que oraban” (oratores) y “los que trabajaban” (laboratores). Todos los trabajos eran igualmente importantes y necesarios para el conjunto de la sociedad, y cada uno de sus integrantes debía realizarlo de la mejor manera, ya que la recompensa estaría en la vida tras la muerte. Claramente, al naturalizar las relaciones sociales, naturalizaban la profunda desigualdad que existía en la sociedad medieval y de alguna manera daban consuelo y propósito a quienes les tocaba integrar el tercer orden. Georges Duby, en “Guerreros y campesinos”, describe al orden feudal, de la siguiente manera:

Georges Duby

La iglesia se situaba en el mas alto escalos de los tres ordenes, por esta razón no solo debía estar exenta de la fiscalidad y el pillaje, sino que parecía necesario que una parte considerable de la producción llegara a sus manos para ser ofrecida, por intermedio, a Dios y ganar así los favores de la divinidad. La idea de sacrificio y consagración se instalan en la conciencia colectiva, coincidiendo con limosnas abundantes. Nunca en la historia de la cristiandad las limosnas fueron tan abundantes como el los cinco o seis decenios que rodean al año 1000. Los fieles daban limosnas con cualquier motivo, y entre estas estaba la tierra. Este enorme trasvase de bienes raíces puede ser considerado el movimiento más importante entre los que animaron la economía europea del momento. Este movimiento de riquezas produjo el crecimiento sin cesar, durante los siglos XI y XII, de monjes y clérigos.

Estos hombres no estaban totalmente alejados de la producción. El clero rural permaneció en su mayor parte al nivel del campesinado. Sin embargo, un numero considerable de los hombres de Iglesia, los mas ricos, los que recibían las mayores ofrendas, eran puros consumidores. Vivian con comodidades señoriales próximas a loas de los laicos mas poderoso, especialmente los que Vivian alrededor de las iglesias catedralicias.

Con la riqueza recibida, se daba a los pobres limosnas y hospitalidad, de esta manera contribuyo a reducir la extensión de la miseria en una sociedad siempre desprovista. Sin embargo la redistribución era de importancia secundaria si la comparamos con la exigencia fundamental, la de celebrar el oficio divino con el lujo mas resplandeciente. El mejor uso que los dirigentes creían poder hacer de sus riquezas era embellecer el lugar de plegaria, reconstruirlo, adornarlo. La consigna era: gastar para mayor gloria de dios.

La misma actitud tenían los miembros del segundo orden de la sociedad. También gastaban, pero para su propia gloria y en los placeres de la vid. Esta categoría social, que proporcionaba a la iglesia los equipos dirigente, que tenia la fuerza y que la utilizaba duramente a pesar de las prohibiciones levantadas por la moral de dios, debe ser considerada la clase dominante de este tiempo. La teoría de los tres ordenes y las instituciones de paz fueron elaboradas y forjadas en función del poder del grupo militar, y su situación y su comportamiento rigen en los siglos XI y XII toda la economía feudal.

Este grupo posee la tierra, excepto la parte que por el temor que la muerte le obliga a ceder a dios. Vive en la ociosidad y cree indignas las tareas productivas. Dado que la disolución de la autoridad, monárquica a colocado a estos en una situación de independencia, la clase guerrera no acepta ningún tipo de limitación. Por consiguiente no acepta a despojarse de sus bienes sino a trabes de donaciones gratuitas y de generosidades mutua. Su vocación es la guerra, y el primer uso que hace de sus riquezas, es procurarse los medios más eficaces para combatir. En la economia domestica de los hombres de este grupo se destina una gran parte de sus ingresos a perfeccionar su potencia militar. Los gastos en guerra no son todo en este grupo social; también esta el gasto en el lujo, el derroche es una de las virtudes primordiales. Las fiestas y reuniones en las que los bienes de la tierra son colectiva y alegremente distribuidos en competencias de ostentación, son junto a la guerra, el punto fuerte de la existencia aristocrática. El medio económico que representa, en la sociedad de la época, el grupo de los caballeros es, por vocación profesional, el de la rapiña. Por sus hábitos, es el del consumo.

El tercer orden, el de los trabajadores, la capa formada por la gran masa del pueblo, debe proporcionarle a los que rezan y a los que combaten los medios para mantener su ocio y alimento para sus gastos. Otros ganan para el su salvación, otros están encargados de defenderlo contra las agresiones. Como precio de estos favores, las capacidades de producción del campesinado están totalmente presas en el marco del Señorío.

“La razón de ser de los corderos es proporcionar leche y lana; la de los bueyes, trabajar la tierra; la de los perros, defender de los lobos a los corderos y a los bueyes. Si cada especie de esos animales cumple su oficio, Dios los protege [...]. Igual hace con los órdenes que ha establecido con vistas a los diversos oficios que se han de realizar en este mundo. Ha establecido a los unos –los clérigos y los monjes– para que rueguen por los otros y para que llenos de dulzura como los corderos, los empapen con la leche de la predicación y les inspiren con la lana del buen ejemplo un ferviente amor de Dios. Ha establecido a los campesinos para que hagan vivir –como los bueyes con su trabajo– a sí mismos y a los otros. A otros, en fin –a los guerreros– los ha establecido para que manifiesten la fuerza, en la medida de lo necesario, y para que defiendan de los enemigos, como de los lobos, a los que ruegan y los que cultivan la tierra.”

Tomado de Estudios de Historia medieval, Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras, 1988, pág. 350.

IMAGEN 1:  http://sobrehistoria.com/la-iglesia-en-la-edad-media-y-la-teoria-de-los-tres-ordenes/

IMAGEN 2:  http://cem.revues.org/index431.html

13 Responses to LOS TRES ÓRDENES, o cómo se organizaba la sociedad feudal

  1. Victor Hugo Miaz Serrano

    En toda la Historia de la Humanidad se puede encontrar con más frecuencia de la que la gente supone, el sometimiento social en sus diversos aspectos, el religioso, el económico y el político entre otros. Hoy en día se puede encontrar, por lo menos en México, que el control ideológico-religioso sigue estando a manos de los sacerdotes, aunque de una manera soterrada y solo de vez en cuando vemos la naturaleza rabiosa y real de este estamento; en el aspecto económico sabemos muy bien que no hay una clase noble pero, si una clase rica que hace las veces de la anterior, siendo el pueblo el que genera la riqueza; en lo político se sabe que los partidos políticos tienen cerrada la Constitución a efecto de que no se haga una sola reforma que verdaderamente libere a los ciudadanos en alguno de estos tres aspectos fundamentales. Nos asombramos de las condiciones tan lamentables en que vivían los siervos, sin darnos cuenta de las similitudes que nos unen. El pueblo produce todos los bienes y servicios; asimismo, consigue todos los cambios libertarios y sin embargo, nunca disfruta de ellos.

  2. Alejandro Justiparan

    ESTOY DE ACUERDO CON MUCHAS DE TUS APRECIACIONES VICTOR HUGO, MUCHAS SIMILITUDES PUEDEN ENCONTRARSE EN NUESTRA SOCIEDAD HOY, ES CLARAMENTE UNA DEUDA PENDIENTE DE NUESTRAS PERFECTIBLES DEMOCRACIAS. ALEJANDRO.

  3. norma

    ¿Quién fue el que dijo que los que oraban eran como los corderos? Lo leí pero falta la cita bibliográfica. Gracias

  4. lwidi

    tarea de todoel curso de 702 del edwardo wmañamendza j . m att:lwidi

  5. johanitha

    aww sii es cierto too eso es la mera verdad pero bno todo copas por la informacion

  6. kevin

    no esto diacuerdo no dice la explicacion el nombre ninguna de las 3 ordenes feudales

  7. Mariana

    No esta mala la informacion pero no te menciona ninguna de las 3 ordenes. (Los oratores, los bellatores y los laboratones)

  8. Cristian Sanchez

    No lo leí todo pero por lo que leí no me dice los 3 ordenes..Mariana los dijo gracias ah jaja…

  9. Noemi

    gracias por la información
    las 3 ordenes es cuando a un rey le hacen la excomunión ¿quien lo hace? el papa
    saludos a toda mi familia =)

  10. MAIRA

    la informacion seguro le sebira a alguen ,pero a mi no lo siento no es lo q busco o_O

  11. karoli

    amy meparese que el que este muchacho esta bueno el que aparese enla primera pagina y austedes que le inporta

  12. julieta

    como

  13. matias

    como se organizaban socialmente en la alta edad media?

Deja un comentario