ALBERDI y LA NAVEGACIÓN DE LOS RÍOS

La apertura –o no- de nuestro puerto al comercio exterior, ha sido desde siempre motivo de enfrentamiento entre quienes privilegiaron la defensa de la industria local (arancelando o impidiendo la entrada de productos extranjeros) y aquellos que enarbolaron la bandera del librecomercio. Fue motivo de disputa en los albores de la Revolución de Mayo de 1810, y motivo de bloqueos navales europeos en la época de Rosas. Justamente, tras el triunfo de Urquiza en Caseros, fue Juan Bautista Alberdi, encolumnado –junto con Sarmiento- del lado civilizatorio y europeo en la dicotomía civilización – barbarie quien escribió:

“Los grandes ríos, esos caminos que andan, como decía Pascal, son otro medio de intervenir la acción civilizadora de la Europa por la inmigración de sus habitantes en lo interior de nuestro continente. Pero los ríos que no se navegan son como si no existieran.

Hacerlos del dominio exclusivo de nuestras banderas indigentes y pobres, es como tenerlos sin navegación… Proclamad la libertad de las aguas. Y para que sea permanente, para que la mano inestable de nuestros gobiernos no derogue hoy lo que acordó ayer, firmad tratados perpetuos de libre navegación.

¿Se necesita agregar algo más? Así le ha ido a este bendito país, por privilegiar lo foráneo  a lo nacional, por menospreciar lo autóctono ante lo extranjero.

ALBERDI, Juan Bautista. Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina (1ª edición, Chile, 1852), Buenos Aires 1952, p. 72-73.

 

One Response to ALBERDI y LA NAVEGACIÓN DE LOS RÍOS

Deja un comentario