EL GAUCHO ANTONIO RIVERO

por el Prof. Marcelo N. Musa

El gaucho Antonio Rivero, símbolo de la resistencia contra la ocupación británica de las islas Malvinas, nació en 1808 en Concepción del Uruguay, en la actual provincia de Entre Ríos.

En 1828 aceptó una propuesta para trabajar como cuidador y esquilador de ovejas en las propiedades que el gobernador argentino en las Malvinas, Luis Vernet, tenía en Puerto Soledad.

En enero de 1833, Rivero vio con asombro como la fragata inglesa Clío, comandada por el capitán Oslow, desembarcaba en Malvinas y tomaba posesión de las islas en nombre de Gran Bretaña. Oslow dejó el archipiélago a cargo del capitán Brisbane y del despensero irlandés William Dickson y prosiguió viaje.

Vernet regresó a Buenos Aires y el capataz Juan Simón quedó al frente de sus propiedades. La vida entonces se volvió difícil para Rivero y los otros peones, que cobraban sus salarios con vales que el despensero no aceptaba al 100% de su valor. Hartos de esta situación, el 26 de agosto Rivero, otros dos gauchos y cinco indígenas se sublevaron y dieron muerte al capitán, el capataz y el despensero. Luego se instalaron en la vivienda de Dickson y arriaron el pabellón británico. Algunos historiadores sostienen que procedieron entonces a enarbolar la bandera argentina, mientras otros niegan que esto haya sucedido.

En enero de 1834, una nave británica llegó a las islas. Enterados de la sublevación, los ingleses persiguieron a Rivero y sus compañeros, que se refugiaron en el interior de las islas. A pesar de la resistencia que opusieron, fueron detenidos después de dos meses de lucha. Se los condujo entonces hasta Gran Bretaña donde el Almirantazgo decidió liberarlos unos meses más tarde y transportarlos hasta Montevideo.

De regreso al país, Rivero se alistó en las fuerzas federales de Juan Manuel de Rosas. Según varios historiadores, murió luchando contra los británicos, en la batalla dela Vuelta de Obligado, el 20 de noviembre de 1845.

Deja un comentario