MARTÍN MIGUEL DE GÜEMES, EL LÍDER DE LA GUERRA GAUCHA

por el Prof. Marcelo N. Musa

Martín Miguel de Güemes, gobernador y caudillo salteño, fue el líder de las milicias gauchas que entre 1815 y 1821 frenaron siete invasiones realistas sobre el norte del actual territorio argentino.

Güemes nació en la ciudad de Salta el 8 de febrero de 1785. Estudió en Buenos Aires, en el Real Colegio de San Carlos. A los catorce años ingresó a la carrera militar y en 1807 participó en la defensa de Buenos Aires del ataque británico dirigido por Whitelocke.

Tras la Revolución de Mayo, se incorporó al Ejército Auxiliar del Alto Perú. Regresó a Salta a principios de 1815 y poco después  fue electo como gobernador de su provincia. Ese año se casó con Margarita del Carmen Puch, con quien tuvo tres hijos. En 1816, el director supremos, Juan Martín de Pueyrredón, aconsejado por San Martín, le confió la custodia de la frontera Norte. Para defenderla, Güemes organizó un ejército de milicias gauchas que llegó a tener 6.660 hombres. Organizados en partidas de veinte jinetes, al mando de un oficial, hostigaban a los realistas con golpes relámpago, emboscadas y sabotajes.

A pesar de su patriotismo, algunos hacendados de Salta lo miraban con recelo, por la desconfianza que le despertaban los gauchos armados. En abril de 1821, esos sectores lograron que el Cabildo de Salta lo depusiera del cargo de gobernador. Pero a fines de mayo, Güemes recuperó el poder y castigó a sus adversarios con contribuciones forzosas de dinero, ganados y alimentos.

Dos meses después, los realistas, ayudados por los hacendados que lo odiaban, ocuparon Salta y le tendieron una emboscada. Güemes, que estaba en la casa de su hermana “Macacha”, intentó escapar a caballo, pero recibió un balazo en la cadera. Llegó gravemente herido a su campamento, donde murió el 17 de junio de 1821. Alentados por su recuerdo, sus hombres vencieron a los realistas y los obligaron a replegarse. Nunca más volverían a pisar el suelo salteño.

Deja un comentario