EL TRATADO DE VERSALLES. ¿Llega la paz?

Comenzaba 1918 y la Primera Guerra Mundial parecía que llegaba a su fin  especialmente a partir del ingreso de los EE-UU a la contienda, provocando el desequilibrio entre las alianzas europeas. En enero, Woodrow Wilson, presidente norteamericano, propuso los “14 puntos” sobre los cuales debía negociarse la paz con los Imperios Centrales. Allí proponía el derecho de los pueblos a disponer de sí mismos (autodeterminación), la libertad de comercio, la reducción de los armamentos y la fundación de una Sociedad General de Naciones que velara por la paz mundial.

El armisticio fue firmado en noviembre de 1918, pero la propuesta de Wilson fue opacada por los intereses particulares de los países vencedores, deseosos de tomarse revancha con la Alemania derrotada.

El 28 de junio de 1919 se firmó el Tratado de Versalles entre Alemania y los vencedores (EE-UU, Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón), en el Salón de los Espejos del Palacio del mismo nombre. El país germano perdía todas sus colonias, sus fronteras eran reducidas y se veía obligado a devolver Alsacia y Lorena a los franceses. Su ejército debía ser desmantelado y debía indemnizar, en concepto de “reparaciones de guerra” a las potencias vencedoras, ya que le era adjudicada la culpabilidad de la contienda.

No fue el único tratado que puso fín a la guerra. Austria y Hungría firmaron tratados por separado. Así, el de Saint – Germain firmado con Austria establecía la reducción de sus fronteras, el desarme y la prohibición de unirse con Alemania, reconociendo la independencia de Hungría, Checoslovaquia, Polonia y Yugoslavia.

El Tratado de Neully (con Bulgaria en 1919) y el Tratado de Trianón (con Hungría en 1920) también recortaron fronteras. Finalmente, el Tratado de Sevres, firmado con Turquía en 1920, estipuló condiciones similares, con cesión de tierras a los vencedores y limitación armamentística.

La Sociedadde Naciones finalmente se conformó, pero sin la participación de los EE-UU. El entusiasmo inicial por participar en la política europea prontamente se esfumó, y fue así que Norteamérica tomó distancia de las negociaciones de la posguerra, limitándose a a poyar económicamente a algunos países, refinanciando deudas y otorgando créditos.

One Response to EL TRATADO DE VERSALLES. ¿Llega la paz?

Deja un comentario