CONSTITUCIÓN de las PROVINCIAS UNIDAS DE SUDAMÉRICA de 1819

Transcurría el año de 1819 y el Directorio como forma de gobierno parecía tener los días contados. Este poder unipersonal y centralizado había sido creado por la Asamblea del año XIII para reemplazar al entonces Segundo Triunvirato. A partir de 1814 se habían sucedido los mandatos de Gervasio Posadas y de Carlos María de Alvear, derrocado en abril de 1815. El nuevo gobierno convoca un Congreso en Tucumán y el 9 de julio de 1816 se promulga la independencia. Los años sucesivos, bajo las gestiones de Balcarce y de Juan Martín de Pueyrredón, se caracterizan por el debate acerca de la forma de gobierno y culminan con la sanción de la Constitución de 1819, su implementación resultará en fracaso, ¿por qué?……

El Congreso de Tucumán, fue trasladado a Buenos Aires a instancias de Pueyrredón, quien comisionó a Manuel Castro a aquella provincia para conseguir el traslado del Poder Legislativo. No resultaba oportuna la distancia que mediaba entre el Congreso y el Director Supremo. Sin embargo, las provincias temían que el traslado aumentara la influencia de Buenos Aires sobre las deliberaciones del cuerpo, motivo por el cual se decidió dictar una norma –previa al traslado- que asegurara el orden interno de las provincias. Nació así el Reglamento Provisional de 1817 que limitaba las atribuciones del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo. En mayo de 1817, las condiciones estaban dadas y el Congreso reanudó sus sesiones… en Buenos Aires..

Mientras tanto, el Directorio debió enfrentar, en este período, conflictos con las provincias del Litoral, las que, influenciadas por el caudillo oriental José Artigas, amenazaban el centralismo porteño. Por otro lado, los portugueses acechaban a la provincia oriental y los españoles eran aún una amenaza en el norte del territorio mientras San Martín iniciaba su gesta emancipadora.

A pesar del contexto nada tranquilizador, el Congreso sancionó la constitución, el 22 de abril de 1919, elaborada por una comisión integrada por Paso, Bustamante, Serrano, Sáenz y Zabaleta. Se basó en los proyectos constitucionales de 1813 y en los estatutos de 1815 y 1817, recibiendo también la influencia de la constitución norteamericana, la francesa de 1791 y la española de 1812. Si bien no estableció una forma de gobierno, puede afirmarse que promovía la instalación de un sistema republicano dotado de un ejecutivo fuerte, con periodicidad en su mandato y con dificultades para su reelección. Puede interpretarse también que se adecuaba a un sistema monárquico constitucional. El régimen de representación proporcional favorecía a Buenos Aires, por ser la región más poblada. Adoptaba la división de poderes y determinaba que había que poseer determinada posición económica para acceder a cargos públicos. La Constitución fue jurada en Buenos Aires el 25 de mayo de 1819, siendo la primera Carta Magna de nuestro territorio. Su vida será efímera, puesto que el Interior rechazaría la organización centralista propuesta por la Constitución. Buenos Aires no aceptaba las autonomías provinciales. El enfrentamiento tendrá lugar en la batalla de Cepeda.

La Constitución que el Directorio de Pueyrredón legó como herencia a sus sucesores, en vez de un pacto de unión, fue una nueva bandera de discordia que se levantó en el campo de los principios y en el terreno de los hechos. Obra de sofistas bien intencionados, que soñaban con la monarquía, no pudiendo fundir en sus moldes convencionales los elementos sociales refractarios, creían eliminarlos no tomándolos en cuenta, y de aquí su ineficacia. Bosquejo de un centralismo rudimentario, sin órganos apropiados a su funcionamiento, en presencia de la masa informe de un federalismo rudimentario y anárquico, que era una negación del ideal y un desconocimiento del modelo, no satisfacía las exigencias teóricas ni prácticas, y de aquí que pugnase con los hechos, sin satisfacer las conciencias. Sin fuerza sólida que la sostuviese ni fuerza moral que la propiciara, era una fórmula vacía de sentido que no contenía los gérmenes de la vida presente ni futura. Sin embargo, ella fue jurada con entusiasmo patriótico el 25 de mayo de 1819, así en Buenos Aires como en las provincias, con excepción de las de Entre Ríos, Santa Fe, Banda Oriental y Corrientes, y los ejércitos de los Andes y del Perú le prestaron homenaje.”[1]

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

Departamento de Historia del Colegio Nacional de Buenos Aires, “Historia Argentina. Desde la prehistoria hasta la actualidad”, Fascículo 15, “De la independencia a la crisis del poder central”, Página 12, Buenos Aires, 1999.

MIRETZKI, Maria y otros, “Historia 2. La edad Moderna y el surgimiento de la Nación Argentina”, Kapelusz, Buenos Aires, 1980.

IMAGEN: http://www.unav.es/biblioteca/fondoantiguo/hufaexp22/07c.html

One Response to CONSTITUCIÓN de las PROVINCIAS UNIDAS DE SUDAMÉRICA de 1819

  1. nicolas

    muy bueno grac

Deja un comentario