EL DRAMA DEL HOLOCAUSTO

Declaracion Universal de los Derechos Humanos

Como probablemente sabes, EL HOLOCAUSTO fue uno de los cataclismos éticos más execrables de toda la historia de la humanidad. El crimen supremo contra la especie y el género humano en su conjunto. La creación del infierno.
Sin embargo, muy poca gente sabe que además del Pueblo Hebreo (las personas de credo, cultura u origen judío), también hubo otros colectivos que padecieron el horror de los campos de exterminio: el Pueblo Rrom (las personas de etnia gitana); las personas TLBG (transexuales, lesbianas, bisexuales y/o gays); las personas afectas a cualquier forma de disidencia política respecto del régimen nazi (comunistas, anarquistas, socialistas, nacionales de varios países resistentes a la invasión militar nazi, etc); población civil eslava; población civil de Polonia; las personas con todo tipo de discapacidad, especialmente las de discapacidad intelectual y/o con problemas de salud mental; las personas de determinadas religiones minoritarias (Testigos de Jehová, entre otras); las personas leales al gobierno democrático y al Estado constitucional y de Derecho de la República Española; y un largo etc.
En el Holocausto fueron asesinadas entre quince y veinte millones de personas, seis de los cuales corresponden al Pueblo Hebreo.
si bien NUMÉRICAMENTE, el Pueblo Hebreo fue el que sufrió el mayor número de bajas, entre: asesinatos, secuestros, torturas, confiscaciones y deportaciones, PORCENTUALMENTE, el Pueblo Rrom fue el que vio más diezmada su población: diferentes estimaciones determinan que el exterminio del Pueblo Gitano osciló entre el 70% y el 90% del conjunto de toda su población.
No es posible, ni legítimo, ni ético, ni razonable establecer comparaciones entre magnitudes infinitas.
Tampoco es posible, ni legítimo, ni ético, ni razonable justificar o establecer comparaciones entre los atentados contra la humanidad que constituyeron el Holocausto, y las posiciones políticas de ningún gobierno de nuestros días.
Sería injusto, erróneo y peligrosamente amenazador tratar de ocultar la existencia del padecimiento sufrido también por las demás de comunidades humanas que acompañaron al Pueblo Hebreo en el Holocausto.
Recordar educa, educar previene.
Honor, respeto y reconocimiento hacia TODAS las personas y colectivos que sufrieron el Holocausto, ENTRE ELLOS, AL PUEBLO RROM (ETNIA GITANA).

Jaume d’Urgell
Fundación Internacional de Derechos Humanos

Deja un comentario