MAGALLANES, EL HOMBRE QUE ENCONTRÓ EL PASO ENTRE DOS OCÉANOS

Fernando de Magallanes

La Armada comandada por Fernando de Magallanes contaba con cinco navíos y 265 hombres. Zarpó del puerto de Sanlúcar de Barrameda, cerca de Sevilla, un 20 de septiembre de 1519. El marino portugués tenía entonces 38 años, la mayor parte de su tripulación era española y el objetivo de la travesía era encontrar el codiciado paso hacia las islas de la Especiería, navegando en dirección al Poniente y comunicando el Océano Atlántico con el Pacífico. La nave capitana se llamaba “Trinidad” y las otras cuatro le debían obediencia absoluta, siguiendo su bandera durante el día y su farol durante la noche. Magallanes siguió la ruta del continente africano, en vez de cruzar el océano hacia el oeste como había hecho Colón, para luego dirigirse a las costas brasileras.

Travesía de Magallanes

Todo lo concerniente a la travesía lo conocemos gracias a la crónica del entonces joven italiano Antonio Pigafetta. La pequeña flota arribó el 13 de diciembre a la bahía de Guanabara (Brasil), siendo cordialmente recibida por los nativos. Siguieron rumbo al sur, costeando el Brasil. El 10 de enero de 1520 estaban a la altura del Cabo de Santa María, para posteriormente ver un monte que se destacaba sobre la planicie de la costa, lo llamaron Monte Video (actual capital de Uruguay). Exploraron el estuario del Río de la Plata y continuaron viaje. Los esperaba la costa patagónica. La desolación y las bajas temperaturas generaron descontento en la tripulación. El 31 de Marzo se refugiaron en la Bahía de San Julián. Allí el capitán de la nave “Victoria”, Luis de Mendoza inició un motín, capturando la “San Antonio” y matando a uno de sus oficiales. Magallanes envió a uno de sus hombres de confianza con una carta dirigida al capitán sublevado, y mientras éste confiado la leía, le dio muerte. Muerto el cabecilla, la sublevación fue sofocada, no sin antes condenar a Juan de Cartagena y a un sacerdote a quedarse en la costa, con algunos víveres, por intentar organizar un segundo motín.

Allí, se les acercaron unos nativos, unos gigantes cuyos pies indujeron a los viajeros a bautizarlos como patagones, y al lugar que habitaban Patagonia. Tras cinco meses de invernada que imposibilitaban la navegación, la flota zarpó nuevamente no sin antes capturar a dos nativos para mostrárselos al Rey de España.

El 21 de octubre de 1520 avistaron farallones que sobresalían de la costa y que señalaban el paso buscado. La “San Antonio” y la “Concepción”, mandadas por Magallanes, se adelantaron en viaje exploratorio. Cuatro días después volvieron con la noticia de haber encontrado el tan ansiado paso. Lo llamaron de Todos los Santos (por el día de su descubrimiento) y hoy lo conocemos con el nombre de su descubridor: Magallanes.

El comandante consultó a sus capitanes, ¿seguirían adelante? Uno de ellos desertó y emprendió el regreso a España, era la “San Antonio”, capitaneada por Esteban Gómez. El 1º de noviembre, Magallanes, con tres naves (la “Santiago” se había perdido al chocar contra la costa) emprendieron el paso. Andrajosos, hambrientos y sedientos enfrentaron las tempestades propias de la región, hasta que un mar calmo y tranquilo los recibió del otro lado. Por eso lo llamaron Pacífico.

El 6 de mayo de 1521 avistaron tierra, era una isla del Archipiélago de las Filipinas. Se abastecieron, bebieron y comieron, pero también debieron enfrentarse a tribus hostiles, que dieron muerte al comandante. El viaje lo completó Juan Sebastián Elcano, a bordo de la “Victoria”, la única nave que volvió a puerto de partida, Sanlúcar de Barrameda un 9 de septiembre de 1522, con sólo 18 sobrevivientes, una fortuna en especias y la certeza de haber realizado el primer viaje de circunnavegación alrededor de la tierra.

Imagen: http://historia2255.blogspot.com.ar/2012/07/los-viajes-espanoles-de-descubrimiento.html

One Response to MAGALLANES, EL HOMBRE QUE ENCONTRÓ EL PASO ENTRE DOS OCÉANOS

  1. Ernesto Cambón

    Cruzó el Atlántico hacia el oeste como lo había hecho Colón.
    En el rio que sería de la Plata, vieron un monte y el vigía gritó ” monte vide eu “. Veo un monte.

Deja un comentario