DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL ARGENTINA

 

20 de noviembre de 1845

por MARCELO NESTOR MUSA

En 1841, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, prohibió que buques extranjeros navegaran los ríos Uruguay y Paraná. Francia y Gran Bretaña rechazaron esta medida y exigieron a Rosas la libre navegación de los ríos argentinos, para poder acceder a los puertos interiores de nuestro territorio, sin pagar impuestos aduaneros. Como el gobernador se negó a ceder ante estas presiones, Francia e Inglaterra decidieron navegar sin su autorización. Rosas, que estaba convencido de que los derechos soberanos del país debían ser respetados por las potencias europeas, le ordenó al general Lucio Norberto Mansilla que impidiera el paso a la flota invasora, que estaba integrada por 22 barcos de guerra y 92 buques mercantes, repletos de mercaderías. En un recodo del río Paraná, conocido como Vuelta de Obligado, cerca de la actual ciudad bonaerense de San Pedro, Mansilla ordenó “cerrar” el paso con 24 lanchones unidos por tres cadenas de costa a costa. Además, apostó cañones en las márgenes del río y 900 soldados de infantería.

El 20 de noviembre de 1845 tuvo lugar un combate heroico pero desigual. Las naves extranjeras lograron romper las cadenas y continuar navegando. Sin embargo, su flota sufrió daños importantes y la campaña comercial fue un fracaso porque muchos argentinos se negaron a comprar productos a los invasores. Por esa razón, en 1848 los gobiernos extranjeros retiraron sus flotas del Río de la Plata.

Las noticias de lo sucedido en la Vuelta de Obligado pronto llegaron a Europa, donde vivía en el exilio el general José de San Martín. El Padre de la Patria consideró que los ataques de británicos y franceses eran un atropello a la soberanía nacional. Y para agradecer a Rosas por la forma en que defendió el país, decidió legarle el sable corvo con el que había luchado durante sus campañas libertadoras en Chile y Perú. La entrega de esta espada se hizo efectiva tras su fallecimiento en 1850.

¿Por qué hoy en día recordamos la Vuelta de Obligado si fue una derrota? No porque se pretenda reescribir la historia, como sostienen Luis Alberto Romero y otros historiadores “académicos”. El motivo de la celebración es que este combate fue un hito importante en la historia de la defensa de la soberanía argentina sobre nuestras tierras, ríos y mares. Y porque con medios escasos se le hizo frente con decisión y coraje a las dos flotas más poderosas del mundo en aquel entonces.

Invocando estas razones, en 1972 el historiador José María Rosa recomendó que el día en el que se peleó este combate fuera conmemorado como Día de la Soberanía Nacional. Esta sugerencia fue adoptada por el gobierno del presidente Juan Domingo Perón en 1974, pero tras el golpe de Estado de 1976 este feriado quedó sin efecto. En 2010, el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió restaurarlo. Aun hoy lo seguimos conmemorando.

Deja un comentario